El Lago “El Chocon”  o Ezequiel Ramos Mexia, está ubicado en el límite de las provincias Río Negro y Neuquén, naciendo del  embalse  del Río Limay. Posee la particularidad,  de ser  uno de los lagos artificiales más grandes de Sudamérica. Sus dimensiones son de 75 km de largo, con un ancho de 25 km con brazos intermedios. Su espejo de agua es de 816 km2. Esta extensa superficie de agua, hace que la cantidad de alimento para las truchas sea realmente inimaginable, razón por la cual, las truchas en Limay Medio están tan desarrolladas en comparación a las del resto del mundo.

Geografía

Este lago posee como características principales que en su naciente en Picún Leufú la profundidad media es de alrededor de 6-8 metros con fondos más que nada de arena y arboles sumergidos, con el  cause del rio bien marcado por islotes y arboles que todavía emergen sus copas a pesar de tener mas de 30 años de construido. Es el lago artificial más largo de América del Sur y se forma por la contención del Río Limay.

El lago tiene una profundidad mínima de 60 mts. y una máxima de 80 mts., aproximadamente (es variable).

 La región sur del lago  posee estructuras rocosas de Arcilla, que generan inmensos paredones de hasta 80 metros de profundidad, con pequeños sectores de playa sobre el margen neuquino. Del lado rionegrino,  las playas  llegan  hasta los  30 km de extensión pero son muy bajas, dando la posibilidad de pescar casi a trucha vista.

Posee una gran vegetación acuática  que le permite a las truchas Marrones, Arcoíris, percas y Pejerreyes Patagónicos, desarrollarse hasta tamaños impensables.

Las aguas del lago son menos transparentes que las de sus orígenes, siendo estas de un color Verde Azulado debido que tiene sumergido en sus profundidades los bosques en descomposición que quedaron sepultados en el fondo del lago (dado que no se alcanzó a talar antes de llenarse el embalse), el contacto con los minerales de los cerros circundantes y a su vez, el reflejo del color del cielo.

Reglamentación

Ramos Mexía, Ezequiel (El Chocón) (Lago Embalse) Neuquén y Río Negro – Desde el Paraje Álamo Guacho hasta 500 m antes de la presa El Chocón: Apertura 01/11/12– Cierre: 31/10/13 – LD: 1 trucha, 2 percas y 20 pejerreyes. A partir del 02/05/13: Devolución obligatoria de todos los salmónidos, anzuelo sin rebaba. Pesca de pejerrey autorizada hasta el 15/08/13 con los equipos indicados en la Parte Segunda, Punto 6º. Ambiente compartido, ver Anexo de Río Negro.

Táctica

Ahora que la temporada de pesca en los ríos ha culminado, sigue la temporada en los Lagos embalses ya que estos están abiertos todo el año con pesca y devolución. Planear una táctica de pesca es fundamental a la hora de decidir a qué lugares o sectores voy a ir a pescar en este lago. Recordando que es un embalse y que grandes cantidades de las truchas originariamente nacieron en el rio, siguen manteniendo comportamientos de traslación en el lago.

Lo que todo pescador generalmente busca aquí, son las Marrones Migratorias; se distinguen de las Residentes por sus grandes portes que llegan hasta los 9kg de peso, coloración plateada en su vientre (similar a las Arcoíris); aletas natatorias menos desarrolladas en tamaño, pero con coloraciones marrones; lomo marrón claro a grisáceo y una baja pigmentación o desarrollo de sus lunares característicos. Hacen que sean Intensamente buscadas  en el Lago, como en la zona de Limay Medio cuando suben al rio a desovar.

Estos años hemos realizado estudios personales con base en que las Marrones y Arcoíris, no solamente remontan el Limay a desovar, sino que también se han adaptado al lago utilizando lugares con ripio y el aprovechamiento de las corrientes submarinas (más que nada los sectores del cauce antiguo del rio) para realizar el correspondiente desove, lo que ha sido verificado con el pasar del tiempo.  Esto nos da un indicio en función de las capturas optenidas de  dónde puedo ir a pescar, con la correspondiente Devolución de los ejemplares con el mínimo daño y estrés posible.

Si tuviéramos que hacer una sectorización del lago, lo podríamos dividir en 5 zonas;  “Picún Leufú”, (el lugar donde nace el lago en el paraje Álamo Guacho hasta Cabo alarcon),  “Península Cabo Alarcón”, (porción media – superior del lago ), Las playas de Arena, (desde los Gigantes hasta la denominada 4ta isla en el margen de Rio Negro), Los Gigantes, (Formaciones rocosas con paredones de hasta 70 metros de altura ubicados sobre el margen de Rio Negro),” Las Islas” ( 3 islas ubicadas en el Margen neuquino del lago cerca de Villa el Chocón, frente a los Gigantes) y “Las Huellas del Dino” (desde las Islas hasta la Villa)

Esta sectorización es necesaria para poder seguir la ruta de las truchas en el lago, siendo que estas van rotando en el orden establecido, “como si estuvieran en un balde” pudiendo decir que, a final de temporada principalmente, la mayoría de  las truchas se encuentran en las zonas de Picun Leufú y Cabo Alarcón (Junio – Julio), Playas de Arena y los Gigantes (Agosto-Septiembre) y en, “Las Islas” y “Las Huellas del Dino” (Octubre – Noviembre). Recorriendo este mismo circuito, a la inversa, durante la temporada de pesca  oficial, para aquellos que les interese ir a pescar al lago en vez del rio, con cualquier modalidad de pesca autorizada.

Técnica

El Factor climático juega un rol muy importante a la hora de decidir si se pesca embarcado o de orilla. Tener siempre presente los pronósticos de viento. Estos pueden jugar tanto como un aliado o como enemigo, ya que ubicaremos las truchas en diferentes sectores del lago, una vez elegido el lugar para realizar nuestra pesca

Para los que prefieran pescar de orilla, en zonas como  las Islas, los gigantes o las huellas, el wader no es muy necesario ya que el veril muchas veces se encuentra a escasos metros de la orilla o prácticamente sobre ella. Los momentos óptimos de pesca, se dan cuando la velocidad del viento es de aproximadamente unos 30-40 km/h y fundamentalmente buscando “los puntines” de las bahías, ya que las olas levantan el fondo y los pejerreyes se acumulan a comer las ninfas, por lo que las marrones y arcoíris, se acercan a alimentarse de ellos o de las pancoras que circundan el lugar. A su vez otro lugar a tener en cuenta es el nacimiento de estas bahías  ya  que poseen  algas, donde naturalmente hay alevines. Estas bahías son producto de los cañadones que desembocan en el lago, por lo que hay que tener sumo cuidado los días de lluvia (ya que el agua baja de las bardas con mucha fuerza), pero aportan mucha comida a las truchas en días posteriores por lo que es recomendable pescar en este lugar, después de 3 o 4 dias de haber pasado la lluvia.

Cuando se pesca embarcado, uno piensa muchas veces que por la gran profundidad que posee el lago, es necesario pescar a fondo y utilizando un eco-sonda. Lo real, es que muchas veces pescando en el medio del lago con imitaciones de alevinos y fundamentalmente, teniendo un GPS que nos marque las divisorias de aguas de las dos provincias (pescando sobre la línea) nos da buen resultado ya que como mencionábamos anteriormente, las truchas siguen teniendo una memoria migratoria y el lecho del fondo, posee las mismas características que el río principal, lleno de piedra bocha y con corriente, lo que genera  que suban a la superficie a alimentarse de pequeños pejerreyes que circulan por esta. Otra opción es, acercarse a las costas rocosas y lanzar hacia la orilla desde una distancia media de 15 metros, buscando que nuestras imitaciones vallan bordeando los veriles.

En el sector de las nacientes del lago como es Picún Leufú, es de vital importancia tratar de buscar el cauce natural del río, es común ver a simple vista grandes cardúmenes de truchas o percas nadando cerca de la superficie. En esta sección el lago posee una profundidad media de alrededor de entre 2 y 3 metros, lo que permite hacer una pesca a trucha vista, similar a la de los bone fish, pero nada mas y nada menos que con truchas de excelente porte ya que en finalizada la temporada, todavía encontramos Marrones que están empezando a organizarse para remontar el rio, y a mediados de Agosto, las Arcoiris que llegan a pesar en promedio 4 kg.

La mejor época para pescar grandes marrones Migratorias en este lago es desde mediados de Octubre a últimos días de Noviembre cerca de la zona de las Islas o cerca de la villa, ya que las Marrones han recuperado su vitalidad, en pos de su ciclo reproductivo y empiezan a remontar el lago de a poco para retornar al río nuevamente al finalizar la temporada de pesca en Ríos.

Aquellos amantes de la pesca en grandes cantidades, no deben dejar de tener la oportunidad de pescar las percas de ese lago. Los cardúmenes  de Percas suelen llegar a tener poblaciones de hasta 30 individuos, y es muy común que al pescar una, lleguen hacia nosotros todas las demás, o por lo menos 8 o diez por detrás.  Este fenómeno suelo ocurrir en Septiembre u Octubre en casi todo el Lago, pescando tanto Percas Patagónicas o una sub –especie, la denominada “Bocona” que se caracteriza por su gran desarrollo de Cabeza y grandes portes. Para el que disfruta de esa pesca, suele ser algo espectacular, ya que muchas veces hasta hemos recibido con asombro, grandes saltos, como si fueran arcoíris.

A mediados de julio y agosto para los pescadores de pejerrey su pesca suele darse  con ninfas y secas en dichos cañadones pescándolos tanto a media agua como en superficies. Este pejerrey es el denominado “patagónico” que se caracteriza por una desarrollada musculatura y portes que suelen llegar al kilogramo de peso.

El Equipo

En zonas de gran profundidad, es recomendable la utilización cañas número 6 con  Lineas WF de hundimiento rápido  DI3 o DI5,  o Shootings con Running  o Shootings Integrados para poder  controlar mejor las líneas al momento de castear con viento nuestras moscas, Leaders de entre 1,5 y 1,7 metros con finalización en 0x en el caso de la utilización de Streamers para la pesca. Para ninfas y Secas, es recomendable terminaciones en 3x.  Es viable la utilización de equipos de Spey numero 8, cabezas tipo Scandi y leaders de aproximadamente 4 metros o el armado de Shootings de hundimiento DI3.

Las moscas recomendadas para pescar en este lago son todas aquellas Streamers que imiten alevinos de pejerrey  como Rabbits, Matukas, Pejerrey Suri o Marabou Mudlers; También las Wooly Buggers en todas sus versiones de colores, negras, blancas, naranjas, verde oliva o marron atadas en anzuelo 4 o 2 , si buscamos truchas grandes. Ninfas como las Phesant tail, Prince, Soft Hacle, Hears Ear en todas en anzuelo 12 o 14 y en Secas, Parachutes, Humpys, Adams y Elk hair Caddis,  si queremos pescar el gran Slam del lago; Trucha, Percas y Pejerrey Patagonico.

Recomendaciones especiales

Siempre que vallamos a ingresar al lago embarcados, es de suma importancia, dar el rol de salida en prefectura o avisar directamente al  106, y confirmar el pronóstico. El Chocón, es un lago muy traicionero porque al ser un embalse, posee muchos islotes semi sumergidos que afloran muchas veces hasta 30cm del  agua. Por más que usted sea un gran capitán, extremar precauciones, ya que los vientos muchas veces suelen rondar en los 100 km/h generando olas en cresta por el efecto rebote, por los grandes paredones. Las potencias mínimas recomendables son de 40 hp y esloras de 4,2m o superior. El uso de Motores auxiliares, son una buena opción, ya que en el caso de tener algún problema, suelen ahorrarnos mucho sufrimiento. Siempre es bueno en todo caso esperar que  apacigüen los vientos y ahí retornar al lugar donde botamos nuestra embarcación.

En relación al medio ambiente, recuerde llevarse la basura generada durante su estadía en el lago para no contaminarlo y si necesita asesoramiento, llame a un guía para hacer sus pescas y maximizar resultados. Los datos del pique, nada mejor que ellos para consultarlos y hacer sus futuras salidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *